Piden corregir roce con la autonomía universitaria en proyecto contra la corrupción y el enriquecimiento ilícito

 

Alejandra Amador Salazar

Periodista

aamador@cu.ucr.ac.cr

 

Foto
La labor docente universitaria es una excepción a la jornada de trabajo ordinaria, pues es considerada una actividad de suma importancia para la formación de los profesionales en el país. (Foto: Andrea Jiménez)


En sesión N.° 5721 el Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica le pidió a la Asamblea Legislativa que no apruebe el proyecto para reformar la ley contra la corrupción y el enriquecimiento ilícito en la función pública, hasta tanto se enmienden las observaciones relacionadas con la autonomía universitaria que esta institución ha señalado en diversas oportunidades.


Esta es la tercera vez, desde 2005, que la UCR se pronuncia con respecto a esta propuesta de ley, la cual tiene como objetivo, “prevenir, detectar y sancionar la corrupción en el ejercicio de la función pública”.


En esta ocasión, el Órgano Colegiado indicó que es necesario corregir lo que estipula el artículo 28 de la normativa, pues se establecen una serie de obligaciones para la Oficina de Recursos Humanos de la Institución, lo cual interfiere con la regulación interna de esta casa de estudios superiores.


Además, recomendó que se excluya del proyecto como una de las condiciones los aspectos relacionados con el trabajo como docente universitario, pues de acuerdo con la Procuraduría General de la República, “la posibilidad de laborar para los centros de educación superior ha sido diseñada como una excepción a la jornada ordinaria, en atención, a la naturaleza e importancia de las labores docentes de los profesionales que laboran para la administración pública”.

 

Regresar
Imprimir
Enviar por correo